Agresividad de taurinos y cobardía de PSOE: el pleno de Casas-Ibáñez sobre los toros | CRÓNICA

  • El debate sostenido tras la sesión plenaria del pasado 26 de julio estuvo marcado por los gritos, interrupciones y ataques personales de quienes se declaran defensores de la fiesta nacional
  • El Partido Socialista fue el centro de las interpelaciones, por lo que intentó esquivar la cuestión de fondo repitiendo una y otra vez que la reunión no versaba sobre «toros sí o toros no», sino sobre financiación pública a una empresa privada

La sala de plenos de Casas-Ibáñez estaba repleta el pasado 26 de julio. Se respiraba una tensa y sembrada confrontación. Más de 200 personas se repartían entre el patio de sillas y el pasillo exterior. Lo pocas veces visto.

La alcaldesa socialista, Carmen Navalón, abría la sesión pasadas las ocho y media. El Partido Popular hacía suyo el manifiesto de Tauromanchuela y procedía a su lectura. Informaciones erróneas y argumentos generalizadores.

  • «[…] como consecuencia de la preocupación y malestar general no solo de sus socios [de Tauromachuela], sino de buena parte del pueblo de Casas-Ibáñez, […] con la eliminación de las subvenciones públicas para todo tipo de espectáculo de índole taurina».
    Lo cierto es que la ordenanza fiscal aprobada en diciembre de 2017 por unanimidad de la corporación municipal negaba la subvención pública a cualquier empresa privada, excepto a aquellas contratadas por iniciativa consistorial.
  • «[…] este tipo de espectáculos tan arraigados en la cultura, en las ferias y fiestas populares de nuestros pueblos, […] los que objetivamente presentan mayor afluencia de público anualmente en nuestro municipio».
    Eran impresiones subjetivas e inconsistentes. El número de espectáculos taurinos en plazas ha caído un 57’5% en la última década [según datos de AVATMA], hecho objetivo que contrasta con el discurso inflado de Tauromanchuela.

La carta de la asociación taurina terminaba en lenguaje eufemístico y capitalista.

  • «[…] se han pretendido realizar espectáculos basados en la búsqueda de la calidad, el respeto y el buen gusto. Por ello no comprendemos el motivo de la retirada de la subvención municipal».
  • «[…] con el apoyo desde las instituciones públicas y nuestros gobernantes para −entre todos− siempre sumar, y no restar, como forma de multiplicar los objetivos de forma exponencial».

Firmaba el texto José Jesús Navalón Prieto, actual presidente de Tauromanchuela. Tras la lectura, el Partido Popular retomaba el registro político y arropaba a la asociación taurina: «Nosotros no tenemos ningún problema en que se financie con dinero público a una asociación cultural como es Tauromanchuela porque, además, es legal y es una actividad cultural».

IMG_5105
Sonriendo y con un pañuelo blanco, el presidente de Tauromanchuela, José Jesús Navalón Prieto, en el palco presidencial durante la corrida de toros de la Feria y Fiestas 2017 | Foto: CI-CTA

La concejala de Agrupación Ciudadana, Pilar Baigorri, trataba de hacer un comentario tras la intervención del Partido Popular pero era silenciada a gritos por varios asistentes al pleno. «¡Lo que quiera el pueblo! ¡Lo que quiera el pueblo!». Acto seguido, la alcaldesa levantaba la sesión y abría el debate público.

10.000 euros de subvención pública

Tomaba la palabra Alejandro Pérez, socio de Tauromanchuela, e iniciaba su pregunta condenando «todo tipo de mensajes difamatorios, de boicot a negocios… todos los mensajes que han ido circulando por las redes sociales».

photo_2018-08-09_03-19-13
Una de las llamadas al boicot difundidas durante la semana del pleno municipal | Foto: Anónimo/a

A continuación le lanzaba una pregunta al concejal de Agrupación Ciudadana, Ángel de Mora, recordándole que una vez dijo: «Si algo funciona bien para el pueblo, no se tiene por qué tocar». A lo que Alejandro Pérez espetaba: «¿Por qué ha dejado de ser bueno para el pueblo? ¿Era una treta porque venían las elecciones o…? ¿A qué se debe ese cambio?». Ángel de Mora le ofrecía la explicación legal («Estoy en contra de que se destine dinero público para financiar un espectáculo privado») y le desglosaba el gasto oculto de la fiesta, sirviéndose de la corrida de 2017 como ejemplo:

«Decís que ha sido el espectáculo más multitudinario. Resulta que, de los 6.000 euros más el IVA que se fue, más otros 2.000 y pico en acondicionamiento de la plaza para poder hacerse la corrida, estamos en torno a los 10.000 euros. Quiero que reflexionéis un poco y sopeséis. 10.000 euros para un espectáculo de apenas dos o tres horas. La Concejalía de Cultura recibe 28.000 euros para celebrar la programación cultural de todo un año».

Su compañera de partido, Pilar Baigorri, le apoyaba remarcando el voto por unanimidad de los once concejales en la aprobación de la ordenanza municipalNo había terminado de pronunciar la última palabra y una avalancha de gritos coléricos, procedente de la bancada popular y de los asistentes taurinos, se apoderó de la sala durante un minuto.

El PSOE, en el tercio de banderillas

José Jesús Navalón se dirigía con dramatismo y desconcierto a la alcaldesa Carmen Navalón, a quien pedía que definiera la postura del PSOE respecto a los espectáculos taurinos y su financiación municipal:

«Contáis con el apoyo de la asociación, contáis con el apoyo de nuestro trabajo, contáis con nuestro dinero, estamos colaborando, estamos trabajando para que juntos… conseguir para nuestro pueblo un espectáculo de calidad y que el año pasado fue un éxito. Nos sentimos, de verdad, despreciados. Nos sentimos hundidos porque no encontramos ese respaldo por parte vuestra cuando lo hemos tenido hasta hace doce meses u once meses. […] No entiendo, de verdad, me siento muy mal cuando veo este desprecio hacia mí y hacia lo que represento».

La alcaldesa se quedaba visiblemente desprotegida y no conseguía ni responder a la pregunta ni hilar una respuesta ordenada. El PSOE se tambaleaba a base de indefinición:

«Nosotros −y creo que toda la corporación− estamos a favor de las asociaciones. Algunas nos gustan más [Grito: «¡Pero no taurinas!»], algunas nos gustan menos. Pero estamos a favor de las asociaciones. Porque, además, es que no puede ser de otra manera. Estamos a favor de las asociaciones. Y os voy a decir una cosa: en Casas-Ibáñez hay 24 asociaciones, eh, 24. Hay 24 asociaciones».

Carmen Navalón precisaba que en el pueblo solo se financian cuatro asociaciones «porque el dinero que tenemos es limitado y tenemos que priorizar».

18581944_1300207503427363_2887146430833056697_n
La alcaldesa de Casas-Ibáñez, Carmen Navalón, en la votación de las primarias a secretaría general del PSOE, en mayo de 2017 | Foto: PSOE Casas-Ibáñez

En el pasillo central de la sala, un señor permanecía de pie moviendo el cuerpo con nervios y agitación mientras esperaba la ocasión de vociferar. «¡Contesta a la pregunta! ¡Contesta a la pregunta! ¡Te ha hecho una pregunta!», eran sus gritos más comedidos. Un señor que tuvo que ser frenado por la Policía Municipal hasta en dos ocasiones por la violencia de sus gestos y la obstrucción del debate.

El PSOE se había mantenido erguido durante la primera media hora, había soportado el tercio de varas inicial y, con la pregunta de Tauromanchuela que no supo responder, se había metido en el tercio de banderillas. Pero la estocada, que parecía que no llegaría, se la dio la propia alcaldesa a su propio partido:

«No siempre se han apoyado los festejos taurinos, eh. Vosotros decís en el manifiesto ese que es la primera vez en la historia que el Ayuntamiento de Casas-Ibáñez no apoya a los toros. No es verdad. No es verdad. No es verdad. Aquí ha habido varias fiestas en las que ha habido festejos taurinos y siempre se apoyaban porque iban dirigidos a alguna asociación de carácter social. Y se hacía, si recordáis, a Cruz Roja, las corridas que se hicieron, a beneficio de Cruz Roja, cuando estaba empezando a funcionar en Casas-Ibáñez. Y a Fundación Familia».

Sonaban las trompetas y anunciaban el tercio de muerte. Si bien Carmen Navalón no había sabido definirse unos minutos antes, sorprendió a todo el pleno al explicar que el PSOE de Casas-Ibáñez apoya los espectáculos taurinos a condición de que estos vayan «dirigidos a alguna asociación de carácter social». Quedaba abiertamente expuesto el problema definitorio del Partido Socialista: apoya los espectáculos taurinos, pero no puede expresarlo de una manera explícita. Porque en esta ocasión estaban en juego los dos votos de Agrupación Ciudadana para aprobar los presupuestos del pueblo para 2019.

La alcaldesa había allanado la arena de la plaza y se había preparado para ser limpia y correctamente derrotada por Tauromanchuela, cuyo presidente argumentó:

«Si el problema es ese, yo busco mañana la asociación que haga falta, la que más interese al pueblo para hacerlo todo a beneficio de la asociación. Si es este el problema, nosotros estamos dispuestos a hacer lo que haga falta para hacerlo benéfico para una asociación. Si es ese el problema, nosotros no nos oponemos, no somos insolidarios».

La alcaldesa, ya derribada, remataba desde el suelo: «Nosotros no nos estamos posicionando sobre si nos gustan los toros o no nos gustan los toros porque creo que ese no es el pleno, eh». Y alguien de entre el público participaba, como peón de mulillas, en la retirada del cuerpo muerto del Partido Socialista de la arena del ruedo político: «¡Estáis vendiendo el pueblo, Carmen, estáis vendiendo el pueblo!».

La única aportación animalista, reventada

Una persona taurina se salía de tiesto y desgañitaba: «¡Aquí el dinero que se le da a la asociación de los burros, ¿lo contamos también en particular o en general?! ¡Porque desertificar el cerro como lo ha desertificado la asociación de los burros…!». Ángel de Mora se percataba: «Yo creo que estamos ya entrando en un bucle».

37774443_512064492580733_5112843663180824576_o
El salón de plenos de Casas-Ibáñez durante el debate. A la izquierda, la bancada popular. Al centro, la socialista. Y a la derecha, Agrupación Ciudadana. | Foto: MCTAnimal

Tras unos minutos de intervenciones del Partido Popular y con motivo de la anterior apelación a los burros, Ximo Azorín, de la Asociación para la Conservación de los Ecosistemas de la Manchuela (ACEM), pedía la palabra. Al debate habían asistido gran número de personas ligadas a círculos ecologistas y animalistas, tanto de Casas-Ibáñez como de la Manchuela albaceteña y conquense. Si bien, la de Ximo fue la única intervención de esos círculos en toda la hora y media de debate. Una aportación que iba más allá de la ordenanza municipal que perjudica a Tauromanchuela y sus espectáculos taurinos, y que se leía en clave altermundista:

«La asociación de los burros no recibe ni un duro». Primera interrupción: «¡¿Y todo el personal que tenéis y el corral para vosotros solos?!». Continuaba Ximo: «Se está hablando todo el rato de sensibilidades. Parece que solo hay una sensibilidad, [pero] hay otra sensibilidad muy grande en el pueblo. Y no sé si os habéis dado cuenta de que las sociedades van evolucionando, las sociedades van cambiando, y van cambiando de sentimiento, de que [la conciencia sobre] el maltrato animal es una cosa que está cada vez más arraigada…». El mismo señor interruptor de antes ardía en cólera y se desbocaba a voces: «¡¡¿¿Maltrato animal??!! ¡¡¿¿De qué has vivido tú, de qué has vivido tú??!! ¡¡¿¿Los gorrinos los mataba tu suegro…??!! ¡¡¿¿Cómo los mataba??!!».

El diálogo era impracticable. Ximo cerró su intervención resumiendo con aparente rapidez para evitar ser cortado de nuevo: «Creo que nosotros representamos otro tipo de pensar que cada vez es más mayoritario, que cada vez está más asentado en la gente joven y que representamos otro tipo de sensibilidad. […] queremos otro tipo de sociedad. Una sociedad que respete los derechos de los animales».

Agrupación Ciudadana: demostración de coherencia

Hacia los últimos veinte minutos del debate, los asaltos argumentales −a gritos y sin pedir la palabra− de quienes se declaraban taurinos se sucedían sin cortapisas, a los ojos incapaces de la alcaldesa y con una retórica cada vez más emotiva.

  • «Yo solamente quiero decir una cosa: la plaza de toros se hizo hace muchos años en Casas-Ibáñez, y se hizo para algo. Se hizo para algo. Para hacer toros. Y la hizo el pueblo».
  • «Vamos a dar lugar a que se hunda la plaza. Con el orgullo que podemos tener, que es lo único que tenemos de orgullo cada ibañés… de decir que tenemos una plaza…».

Gritos de conmoción y aplausos tras cada enérgico alzamiento de voz.

36123913673_93dcd0ac7a_o
Un puntillero retira la puntilla de descabello que previamente ha hundido en la médula espinal del animal, en la Feria y Fiestas 2017 | Foto: CI-CTA

La concejala de Agrupación Ciudadana, Pilar Baigorri, pedía la palabra y solicitaba silencio para ser escuchada. Entre otros aspectos, criticaba la convocatoria masiva y enfebrecida al pleno por parte de los defensores de la fiesta : «Cuando habéis hablado [refiriéndose a los taurinos], habéis hablado de: “Mira, qué cantidad de gente que viene, la sensibilidad [taurina] que hay…”. Aquí hay muchas sensibilidades. Es más. Hay asociaciones que nos han dicho: “Vamos a llamar a la gente para que venga”. Y dijimos: “No, no hace falta”». [Es decir] Que nosotros también podríamos haber llenado de gente hasta el parque de la Cañada». Más gritos.

Desde el público, Loles, de Agrupación Ciudadana, completaba la explicación de Pilar. No sin antes hacerse hueco entre la algarabía repitiendo una y otra vez: «¿Puedo hablar, por favor? ¿Puedo hablar? ¿Puedo hablar? ¿Puedo hablar?». Se producía un fino hilo de silencio e informaba: «Parece que aquí todo el mundo está para defender a los taurinos, y hay al menos tres asociaciones más […] que no han hablado por prudencia o no han hablado por lo que sea, que están representando a la otra parte, y que sí que se han presentado en contra de estos espectáculos. […] Y ya solamente quería hacer hincapié en eso».

El último diálogo de la reunión se daba entre la alcaldesa, Carmen Navalón, y el presidente de Tauromanchuela, José Jesús Navalón. Quizás un buen e histriónico resumen de lo ocurrido en el salón de plenos del consistorio de Casas-Ibáñez.

— JOSÉ. Respetáis, pero no apoyáis. Cuando solo han pasado once meses. Mira, Carmen, es que voy a tener que hablar. Si sois los primeros interesados en que haya toros… Si estamos trabajando a ver cómo lo sacamos adelante… Y ahora parece que estáis aquí como que no tenéis nada que ver en la historia. ¡Por favor, por favor!

CARMEN. Estamos diciendo que no vamos a financiar a ninguna empresa privada con dinero público. Está bien claro. Está bien claro.

JOSÉ. Pero hemos trabajado. Pero estamos trabajando para que esto salga adelante.


cropped-dani-004-2

¡Síguenos y únete!
WordPressFacebookInstagram

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s